No es una serpiente que comió un elefante, pero si la miramos de cerca se puede ver una serpiente trancitando lentamente en un parque. Ustedes que ven?

Se animan a descubrir qué historia esconde la foto del poema que subiré la semana que viene?

Anuncios

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: