10 – A. Lector

DLa cara de Clara lo decía todo. Se sentó en su lugar, puso su clave y empezó a mirar los mails. Parecía una zombie.

-¿Qué pasó? – Dijo Natalia y Clara no hizo más que levantar la mirada y volverla a bajar.

-Bueno hoy tampoco estaba – dijo Natalia intentando restarle importancia al hecho. Como hizo durante toda esa semana. Ya no sabía que responder, si darle ánimos o tratar de buscar algo que la distraiga de toda esta situación extraña. Lo único positivo de todo esto es que ya era viernes de vuelta.

Con una sonrisa cómplice Natalia convenció a Clara de salir como todos los viernes después del trabajo. Sabía que por lo menos se reiría un rato y pasaría bien. Franco y Lucas irían también.

Natalia ya les había pedio que no tocaran el tema de Anibal Lector, porque todavía estaba muy fresco.

Cuando Lucas llegó y pidió su cerveza el ambiente cambió radicalmente. Al parecer hoy se juntaba con una chica que conoció en el ascensor el año pasado, se habían estado escribiendo y se veían de vez en cuando en el ascensor y hoy sería el día.

-A ver si entendí bien, ¿invertiste un año de mensajitos para invitarla a salir? – preguntó Franco.

-Definitivamente pisa sobre seguro- acotó Natalia. –A mi me parece un tanto excesivo, yo ya habría perdido interés. –

-Bueno, bueno ya que están tan graciosos. ¿Cuánto tiempo es el prudencial entre que conocemos a alguien y la invitamos a salir? Cuéntenme – preguntó Lucas mientras agarraba una lapicera y emulaba que escribiría las respuestas.

El tema era muy entretenido y hasta Clara parecía estar pasando un buen momento. No llegaron a una conclusión clara sobre tiempos, sobre si era mejor conocer antes por mensaje a alguien y después en persona, o si era mejor directamente conocerlo por persona.

-Lo único bueno de hablar antes por mensajito es que si desaparece, lo podes volver a contactar.- soltó Clara.

Lucas aprovechó el comentario para preguntar si el lector había aparecido. Natalia no entendía esa necesidad de Clara de volver una y otra vez al lector desaparecido.

-¿Yo estuve pensando esta semana, y si tuvo que salir del país?- le planteó Lucas a Clara. Eso explicaba por qué no estaba, y no tenía necesariamente nada que ver con ella y el beso. Podía ser una emergencia familiar o laboral.

A Clara le devolvió una sonrisa, porque le daba esperanza. Natalia ya no sabía si era bueno o malo esto ilusionarla, pero no podía negar que fuera una posibilidad.

Franco que seguía manteniendo la hipótesis de que era casado planteó otra posibilidad. Si el ser humano es un animal de costumbres y él almorzaba todos los días en la plaza quizás lo sigua haciendo, en la misma plaza a otra hora, o a la misma hora en otra plaza.

Lucas y Natalia cruzaron miradas y rieron, -Creo que vamos a empezar una gira de plazas al mediodía. – acotó Natalia.

-¿Salimos de gira? Preguntó Clara mientras alzaba su pinta para brindar. Entre sonrisas brindaron y quedaron en organizarla por whatsapp ya que Lucas se tenía que ir.

9 comentarios sobre “10 – A. Lector

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Free Fonts

Fonts Download

Escribir sobre la punta de la i

Pequeños relatos para grandes historias

La vida con Max

Des"arrollo humano a través de la convivencia con un cánido

Monty guidon

Allons cheveux au vent sur Monty guidon

El Chorch

Queriendo tocar madera pero todo es de plástico...

Tem Flor

Liberdade é para Ser Livre!

Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

Schnippelboy

Ein Tagebuch unserer Alltagsküche-Leicht zum Nachkochen

Diario de Cuentos

Cuentos, historias, relatos

El Peregrino de Casiopea

Relatos breves, lecturas rápidas.

Emilio Salvi

Escritor, militante, artesano

Glorivee Rosa

Emprendedora

ISMAEL GOMEZÍA

Mi obra literaria

"Tengo mi Paz"

Otesania (Ote)

Imagine Books

El blog de la libreria On demand

A %d blogueros les gusta esto: