Barcos Hundidos

No podía sonreír,
me limitaba a esperar.
Lo que quisieras decir
o lo que pudieras contar. Sigue leyendo “Barcos Hundidos”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: