Tanto silencio

Sin preguntar no hay chance
de llenar este hueco
de sacarme del trance
de contar lo que siento.

No hay palabra que lance
mi sonrisa al intento,
ni ilusión que me alcance
cuando termina el sueño.

Porque todo lo qué haces
parece no ser cierto.
No hay forma de hacer paces
entre tanto silencio.

Sin olvido

Si el olvido no llega,
solo es porque te espero
en cada primavera
y en cada sueño nuevo.

Si el olvido no llega,
es porque yo no quiero
encontrar la manera
de borrar lo que siento.

Si el olvido no llega,
es porque aún yo cuento
con ver qué tu regresas
y todo es perfecto.

Si el olvido no llega,
es porque no lo dejo,
Me abriga la mentira
que veo en ese espejo.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: